Cerrito y Laguna Sirena, santuario natural en el sur

Cerrito

Cerrito, al sudeste de Paraguay sobre el río Paraná, es un lugar de deslumbrante belleza, con interminables playas de arena blanca y una de las mejores áreas de pesca donde se pueden capturar surubíes, dorados, corvinas, bogas y otros peces de río. El cerro por su parte es un privilegiado mirador hacia el río y su animada vida en verano.

Cerrito impresiona con su formación arenosa de casi 100 metros de altura entre otras conocidas como las “dunas de Cerrito”, un magnífico escenario natural que balconea sobre la costa del río Paraná. Ideal para visitar con toda la familia, cuenta con numerosas islas de arena pura y blanca.  Está en el departamento de Ñeembucú, justo frente a la ciudad correntina de Itatí en Argentina, y a 100 Km. de Pilar la capital del Departamento.

Veinte kilómetros más lejos se encuentra la preciosa Laguna Sirena, un lugar mágico y envuelto en extrañas leyendas. Se llega por caminos de tierra y está en un predio privado por lo que hay que pedir autorización, pero quienes realicen el esfuerzo se verán recompensados con la belleza paradisíaca del lugar, visitado por turistas de Paraguay, Argentina y Brasil. La región está salpicada de esteros, lagunas y arroyos que refrescan el aire en los calurosos veranos.

Interesará al visitante saber recientemente se descubrió que los “cerritos de los indios” fueron túmulos o montículos construidos por los habitantes originarios de las riberas inferiores de los ríos Paraguay y Uruguay; se los han encontrado en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos, en Argentina, en Uruguay donde alcanzan hasta seis metros de altura como en la cuchilla de los Tres Cerros, en Rivera. Aquí en Cerrito se han encontrado numerosas vasijas fúnebres y objetos de cerámica y tallas en las playas de la Laguna Sirena y las islas.

La laguna Sirena, de aguas cristalinas, es navegable e invita a realizar una corta travesía en barco hasta las islas cercanas elegidas muchas veces por los amantes del naturismo por su tranquilidad y soledad. Está envuelta en leyendas y se cree que existen extrañas fuerzas magnéticas; por ejemplo, su profundidad es desconocida y se dice que cuando se arroja una piedra, al llegar al centro de la laguna ésta  se detiene y cae verticalmente hacia las profundidades. Otra creencia es que en el fondo yacen carradas de oro arrojadas alguna vez.  Muy cerca se encuentra el arroyo Yhaguy, que en la época de lluvia o crecientes, forma un solo cuerpo de agua con la laguna.

Es muy fácil llegar a Cerrito desde Pilar, Laureles, Asunción a 478 Km. por las carreteras I y IV o cruzando en lancha desde Yahape, Corrientes, Argentina, los días en que está permitido el paso.

Foto: vía rubene26

Esta entrada fue publicada en Otras ciudades de Paraguay y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>